lunes, 26 de abril de 2010

LOS CUATRO AMIGOS

Cuatro amigos se encontraron en una fiesta, después de 30 años de no verse.  Después de tomarse algunas copas, uno de ellos va para el baño. Los que se quedaron comienzan a hablar de sus hijos.

El primero dice:

- Mi hijo es mi orgullo. El comenzó a trabajar como cadete en una empresa. Estudió, se recibió de Licenciado en Administración de Empresas, fue promovido a gerente de la empresa y hoy él es el presidente. El se hizo tan rico, tan rico, que para el cumpleaños de su mejor amigo, él le regaló un Mercedes-Benz Kompressor 0 kilómetros.

El segundo dice:

- ¡Mierda, que bárbaro! Pero mi hijo también es un gran orgullo para mi. El comenzó trabajando como vendedor de pasajes. Estudió y se recibió de piloto comercial. Fue a trabajar a una gran empresa aérea. Resolvió entrar de socio en la empresa y hoy es el dueño de la mayor parte. El se hizo tan rico, que para el cumpleaños de su mejor amigo, él regaló un avión Boeing 737-700.

El tercero dice:

- ¡Carajo, Felicitaciones!!! Pero mi hijo también es muy rico. Estudió y se recibió de ingeniero. Abrió una constructora y le fue tan bien que se hizo millonario. El también le regalo algo importante a su mejor amigo. Le construyó una casa de 1,000 m2 especialmente para él.

Los tres se felicitaban mutuamente.

El amigo que había ido al baño llegó y preguntó:

- ¿Qué les pasa que están tan felices?

- Estamos hablando del orgullo que sentimos por nuestros hijos.

- ¿Y el tuyo? Qué hace?

- Mi hijo es puto y se gana la vida trabajando de travesti en la calle.

Los amigos dijeron:

- ¡Qué cagada, que decepción debes sentir, hermano!!!

Y él dijo:

- ¡Para nada! El es mi orgullo, y tiene una suerte.  Saben que fue su cumpleaños el otro día y recibió una casa de 1,000 m2, un Boeing 737-700 y un Mercedes-Benz Kompressor 0 kilómetros de regalo de sus tres novios...

jueves, 15 de abril de 2010

Los antiguos niños y niñas panameños

image Cuando llegues a la última frase... vas a sonreír con la evocación de maravillosos recuerdos!!

¿Te acuerdas de...?

Aquel tiempo, cuando las decisiones importantes se tomaban con un práctico “de tin marin de do pingûe”.

Cuando se podían detener las cosas que se complicaban con un simple... “triqui! ... triqui!...

Los errores se arreglaban diciendo simplemente...  “No vale, de nuevo... de nuevo...

Tener dinero, sólo significaba poder comprarte  caramelos a la salida de la escuela...

Hacer un castillo de barro, podía mantenernos felizmente ocupados durante toda una tarde...

Siempre descubrías tus más ocultas habilidades, a causa de un… “¿A que no te atreves?

El último que se queda es mogo!” ...era lo único que nos hacía correr como locos, hasta que el corazón se nos salía del pecho.

Las bombitas de agua eran la más moderna, poderosa y eficiente arma que jamás se había inventado...

La palabra “GUERRA” sólo significaba arrojarse papelitos durante las horas libres en clase...

La mayor desilusión era haber sido elegidos de últimos en los equipos del recreo, en la escuela...

Cuando ganarse un helado era la mejor recompensa que podíamos recibir de los padres...

image Y quitarle las pequeñas ruedas a la bici, significaba un gran paso en tu vida...

Cuando el negocio del siglo era conseguir cambiar las figuritas repetidas por la que hacía tanto tiempo estabas buscando…

Cuando ponerte una CAMISETA como si fuera una capa, te hacía soñar y, subido en cualquier escalón, deseabas con todas tus fuerzas poder volar como Superman...

Todas estas simples cosas nos hacían felices, y no necesitábamos nada más que una pelota, una muñeca y un par de amigos con los que jugábamos  durante todo el día...

SI PUEDES RECORDAR LA MAYORÍA DE ESTAS COSAS Y HAS SONREÍDO... ENTONCES SIGNIFICA QUE TODAVÍA QUEDA DENTRO DE TI ALGO DEL NIÑO O NIÑA QUE FUISTE NO HACE TANTO TIEMPO.

COMPARTE ESTO CON ALGUIEN QUE NECESITE UN PEQUEÑO DESCANSO EN SU APRETADA Y AGITADA VIDA DE ADULTO Y LE HARAS SONREIR TAMBIEN.

MI HERMOSO PANAMA