martes, 6 de septiembre de 2011

Qué hacer para no conservar su empleo?

  • Llegue tarde con la excusa de que estaba enterrando a una tía (la tercera en este año, por cierto).
  • Pida a otros que hagan su trabajo, pero haga ver que usted lo hizo.
  • Fínjase enfermo, especialmente los días de más trabajo.
  • Desconéctese del grupo, vaya por su cuenta y olvídese de los objetivos en común.
  • Hable mal de su jefe, del que fue su jefe y de los demás también.
  • No lleve el uniforme que la empresa le dio.
  • Llegue tarde y no se justifique.
  • Extienda la hora de su almuerzo.
  • Finja demencia cada vez que comete un error.
  • Sea el último en llegar y el primero en retirarse.
  • No salude a nadie.
  • Use el teléfono para arreglar todos sus asuntos personales; mejor si lo hace en voz alta.
  • Coma a diario, empanaditas sobre el teclado.
  • Llegue a los seminarios de capacitación a la hora del coffee break y váyase después del almuerzo.
  • Descargue sus problemas en los clientes.
  • En la fiesta de Navidad beba como si tuviera un año de no celebrar.
  • Niéguese a adaptarse a los cambios.
  • Preste oídos a rumores y riéguelos.
  • Insista en decir, con muy mal tono, “a mi no me pagan para eso”.
  • Atienda a los clientes como si les estuviera haciendo un favor.
  • Hágale la vida de cuadritos a los nuevos.
  • Cómase las golosinas del compañero y después avísele.
  • Invente enfermedades para aprovechar los días de incapacidad a los que tiene “derecho”.
  • Deje que los teléfonos suenen y suenen.
  • Llévese las hojas blancas y los lápices del trabajo; total, usted le ha dado mucho a esa empresa.

MI HERMOSO PANAMA